Los juegos infantiles son el punto de partida para crear unas piezas que recrean en apariencia casas como si de módulos de construcción se tratara, pero donde los distintos elementos de la fachada se han descolocado y donde debería estar el tejado hay una pared con ventana y en el lateral se encuentra el suelo. Se trata de replantearse las convenciones y la idea de casa a través de la superficie dividida por líneas que a falta de una estructura segmentan creando la sensación de movimiento y la ilusión de poder mover y girar las paredes como si de un Cubo de Rubik se tratara.

Casa Rubik

2011, objetos,

En construcción, Revista La Lata, en Feria Arco.