La serie Pecados Capitales surge a raíz de la idea de "apariencia" tan presente hoy en día en nuestra sociedad. Parto de una creencia, dicho, refrán o frase hecha y busco elementos de la rutina y objetos cotidianos que se transformen y puedan parecer otra cosa y a través de ellos se representa cada uno de los pecados buscando la sorpresa del espectador y su reacción en forma de interacción con la obra, esto es que con la avaricia robe la pieza expuesta como si fuera un lingote de oro, con la envidia se lleve en forma de carta celestial la suerte que anhela y así con cada uno de los pecados.

Pecados capitales: Envidia

Instalación. Dimensiones variables.
2007 15.000 naipes, 15x32 metros Centro Conde Duque. Madrid
2005 1.000 naipes, 3x5 metros Berzosa de Lozoya. Madrid

Pecados capitales: Avaricia

Instalación. Dimensiones variables.
2003 500 pastillas de jabón, 3x5 metros Berzosa de Lozoya. Madrid